Cristianismo en la medida de lo posible

En nuestro país —desde donde preparamos este material— hubo hace 40 años una dictadura militar que duró por mas de 17 años. Un gobierno de fuerza generado a consecuencia de una crisis institucional y que fue muy severo con sus opositores. Una herida que en nuestro país aún no ha sido sanada.

Luego de grandes esfuerzos políticos de todos los sectores, se accedió a elecciones libres. El general a cargo entregó el poder. El primer presidente posterior a este periodo acuñó una frase que fue emblemática: Las acciones, las medidas políticas se implementarían “en la medida de lo posible”. Esto era una forma de decir que las circunstancias democráticas e institucionales eran tan débiles, tan precarias, que no se podía hacer todo lo que se quería, sino lo que las circunstancias en este nuevo pacto de poderes permitía. La dictadura y la fuerza de los militares estaba latente y era necesario someternos a las circunstancias y a lo que ellas permitían.

Esta realidad política de una nación es exactamente la misma forma de pensamiento que impera en el cristianismo moderno, un cristianismo en la medida de las circunstancias y una adaptación total a ellas. Ya no importan los principios de Dios, sino lo que es posible de implementar en nuestra vida, pagando el menor costo posible.

Vivimos presa de las circunstancias, olvidándonos que los cristianos no tenemos ninguna otro dominio que Jesucristo. Cuando Jesús murió, venció al mundo, a la muerte y al que tenía el imperio de la muerte y su persona fue exaltada como la máxima autoridad cósmica. Nada está por sobre su dominio y su poder y por consecuencia ninguna, reitero, NINGUNA, circunstancia está por sobre sus preceptos para nuestras vidas.

No debemos temer a lo que pueda hacer el hombre o sus circunstancias, sino que debemos temer a Dios y sus preceptos sobre nuestra vida. Hoy conocemos el cristianismo por consecuencia de hombres y mujeres que no se adaptaron a las circunstancias, hombres como David Breinerds que tuvo un corto ministerio con los pieles rojas pero quien escribió: “Envíame a mi hasta los confines de la tierra, envíame a los pieles rojas del monte, aléjame de toda comodidad en la tierra aunque me cueste la vida, (…) adiós amigos y comodidades terrenales (…) pasaré hasta los últimos momentos de mi vida en cavernas y cuevas de la tierra si eso sirve para el progreso del Reino de Cristo”.

La pasión y entrega de esos hombres hace tan solo algunos siglos fueron el pilar del conocimiento del evangelio en nuestro tiempo. Eso ya se ha perdido completamente y hoy la mayoría de los cristianos acomodamos la fe y las convicciones divinas a nuestras realidades carnales y vivimos un evangelio “en la medida de lo posible”.

No todos serán llamados a morar en cavernas para anunciar el evangelio, no todos experimentarán el abandono de sus semejantes, ni cruzarán los mares para anunciar a Cristo a otros pueblos. Sin embargo si existe un patrón común en el evangelio es el abandono total respecto a nosotros mismos para que viva Cristo. Esta negación es un imperativo de vida en todas las áreas de nuestra cotidianidad. Volviendo al ejemplo inicial, la dictadura del pecado se acabó. Hoy, sobre cada regenerado lo único que prima es la ley del Evangelio y su presencia y dominio no es precario ni endeble, es poderoso para sustentarnos y ninguna fuerza por intensa que sea podrá vencerla alguna vez.

Sólo falta que nosotros lo vivamos así. Porque no existe un cristianismo en la medida de lo posible, en Cristo es todo o nada. Cuidado con adaptar a Cristo a un ídolo sobre el cual subordinemos nuestros deseos. Él no es ídolo de nadie o es tu Señor o es tu juez. Debemos despertar.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Somos Peregrinos

Suena el despertador, lo apago, me levanto, me aseo, tomo desayuno me voy al trabajo, trabajo, como, trabajo, vuelvo a casa , tomo once , veo una película, leo me duermo, suena el despertador, me levanto , me aseo, tomo desayuno, me voy al trabajo, trabajo, como y así. De tiempo en tiempo una pausa , una actividad en la iglesia, un concierto , oraciones y eso. La rutina de la vida diaria es esa y sin darnos cuenta se nos pasan los minutos, las horas , los días y los años y cuando creemos que aún queda muchísimo por recorrer estamos postrados en una cama con personas que amamos al rededor llorando , con una sensación de debilidad que nos entumece hasta los huesos y con una consciencia de que nuestra hora de morir ha llegado . La familia llora, una lágrima corre por la mejilla y todo lo que vivimos pasó. Ya no importa el auto, la casa en la playa , las cuentas bancarias ni las deudas. Todos ellos rodaron de nosotros al mismo momento en que esa lágrima corrió por la mejilla al momento de partir , toda una vida pensando en cosas que no perdurarán y muy poco tiempo dedicado a pensar en aquello que no acabará jamás.

Trato de volver el tiempo atrás, me pregunto donde estuvo mi energía, mis fuerzas de la juventud, en qué comprometí la virtud de mi vida y al final lo único que queda como respuesta a esas preguntas es un largo vacío, las cosas vividas en los tiempos en que mi cuerpo vivía son tan irrelevantes que ni siquiera lograron quedar guardadas en mi memoria, la vida fue una oda a la vanidad , a la vacuidad y al invisibilizar esta realidad de la cual , por preocuparme de cosas que nunca llegaron a ocurrir olvidé pensar en aquello que no había ninguna duda que llegará a pasar, “si tan solo pudiera volver el tiempo atrás. ”

Esta historia, no pertenece a alguien en particular que podamos constatar , sin embargo en ella se refleja la realidad de cualquier persona, la frase final es la frase más recurrente de quienes están pronto a morir y debe ser una advertencia para todos quienes caminamos en la mortalidad aún.

Somos peregrinos

No sólo los cristianos lo somos, más allá de las creencias, de las visiones , de la fortaleza física , emocional o económica. Todos los hombres estamos de paso y más temprano que tarde, si tenemos la bendición de llegar a ese lecho de muerte , estaremos enfrentando el paso de este mundo y reprochándonos el haber pensado tan poco en algo tan relevante. Mientras escribo estas líneas los noticieros están vueltos locos mostrando la noticia de la muerte del famoso futbolista. Diego Maradona, aquel que tenía hasta una religión para él , que tuvo acceso a todos los placeres que esta vida pudo ofrecer o quiso , hoy yace en un ataúd , en medio de multitudinarios funerales en distintos lugares del mundo y su cuerpo está experimentando la descomposición de la misma forma que lo haría el más pobre de los hombres, ya nada importa.

Nada importa si no estás en Cristo, nada podrá cambiar tu eternidad y prepararte de mejor forma para tu muerte que estar escondido en el único que la venció. Debes creer en el evangelio que predicó y reconocer que eres un pecador torcido y perdido, que has ofendido a Dios desde el día de tu nacimiento y que no hay esperanza alguna, que toda tu vida hasta este punto ha sido un grito intenso de vanagloria y autocomplacencia y que estás arrepentido de no haberte dado nunca cuenta de quien eres y quien es Dios. Debes reflexionar en el hecho de que Jesús vino a la cruz a morir en tu lugar y que él mismo recibió en su propio cuerpo el castigo que tu mereces por tu torcida moralidad . Debes creer para experimentar la nueva vida que él mismo vivió y así lograr que tu peregrinaje tenga sentido, porque lo quieras o no si no llegas a tu muerte refugiado en Cristo , más allá de esta vida no habrá nada bueno para ti.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

¿Cómo conocer la Voluntad de Dios?

Este es probablemente la principal pregunta de quienes mantienen algún nivel de compromiso con Dios o de interés en hacer su voluntad y frente a las abundantes reflexiones o dilemas del diario vivir, exacerbados con la voragine de la modernidad resulta un tema recurrente el poder decidir con certeza de que lo que hacemos o decidimos está plenamente alineado con lo que entendemos es la voluntad de Dios. Creo que esta pregunta tiene muchas formas de ser respondida pero sugerimos un camino suficientemente razonable a la luz de la escritura que puede brindar esa confianza que necesitamos.

  1. ¿Está alineado con el propósito de Dios esto que voy a hacer?

Normalmente las personas se preguntan cuál es el propósito de Dios para mi vida, en el incorrecto entendido de que existen muchos propósito según vidas humanas, esto es totalmente falso a la luz de la biblia, toda la raza humana tiene el sólo propósito de ser formado en una expresión única de la imagen de Cristo , en simple, ser como Jesucristo. Todas las circunstancias de un cristiano apuntan a que seamos formados al carácter de Cristo y es una buena vara de medida de nuestras decisiones el preguntarnos si un camino a seguir, un trabajo que escoger, una esposa, una carrera universitaria o en el instituto apuntan a que yo sea formado a la imagen de Cristo. Si usted tiene plena consciencia que eso no es así . Huya de esa posibilidad porque sólo perjudicará su relación con Dios.

2.- ¿Que dice la biblia respecto a esa decisión ?

La biblia no tiene las respuestas explicita a problemas de la modernidad, no me dice si debo estudiar física nuclear o astronomia o si debo trabajar en finanzas o recursos humanos, es cierto , hay innumerables vacíos de enseñanzas para nuestro tiempo actual que hace que los adversarios e ignorantes cuestionen sus validez para nuestro tiempo. Sin embargo la biblia no es un manual de hábitos o prácticas, es un libro ( o un conjunto de ellos) de principios y doctrinas. No todos cruzaremos el jordán , ni cargaremos la cruz de Jesús. Pero todos enfrentamos grandes desafios en la vida y todos fuimos llamados a negarnos en fe y amor a aquél que cargó la cruz primero por nosotros. Desde esa mirada debemos aprender a ser guiados por los principios divinos y reflexionar y conocerles como el único medio para conducir nuestra vida. Ejemplificando , si una determinada decisión implicará dejar a mi familia en post del dinero a la luz de la escritura debemos mirar con preocupación ese camino, porque por principios bíblicos los padres debemos cumplir funciones en nuestris hogares por sobre la provisión económica ( de hecho esta ni siquiera es una función de los hombres)

3.-¿ Es este camino coherente con lo que Dios me ha hecho vivir antes ?

La vida de un Cristiano no es una ruleta rusa, nada de lo que sucede en quien ha creído en la obra de la Cruz es consecuencia de un azar sino de una decisión soberana y concertada del Dios que lo creó, eso nos permite entender que el Señor no está jugando como marionetas con nuestras situaciones sino que existe una coherencia entra cada una de las cosas que vivimos. Si bien se requiere cierta comprensión suficiente de los principios bíblicos para poder leer de forma correcta nuestras circunstancias, ellas son un buen mecanismo para comprender cuál es la voluntad de Dios. Las circunstancias que vivimos siempre son aquello que Dios ha dispuesto que vivamos conforme a sus principios y promesas, inclusive si estas significa padecer las consecuencias del pecado o ser heridos por alguna enfermedad , todo lo que sucede a aquél que ama a Dios ayuda a bien, es bueno siempre, lo que no significa que mientras esto está sucediendo estemos conscientes de su beneficio, mientras tanto sólo debemos confiar.

Debemos crecer en aprender a distinguir la voluntad de Dios en medio del ruido de este mundo y para hacerlo debemos comprender la relevancia que tiene la palabra de Dios. Dios se da a conocer por medio de su palabra sin ella nunca podremos conocer su voluntad, la palabra de Dios es la lámpara en nuestro camino. Aunque el camino esté lleno de señales que marcan una dirección sin la luz nos será imposible recorrer el camino de la vida sin golpearnos .

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

La indolencia en la Iglesia Occidental.

Vivimos en tiempos en donde pareciese que el cristianismo está bajo amenaza intensa, el avance de movimientos progresistas  y de izquierda , cuyo sustento ideológico están en el mismo infierno , amenazan de alguna forma nuestra tranquila y pasiva convivencia como iglesia .

Sin embargo vivimos bajo una occidentalización de la cosmovisión tal que recién empezamos a sentirnos presionados y suponemos que empezaron los tiempos difíciles para la iglesia . La verdad es que la iglesia nunca ha tenido tiempos fáciles , en ningún momento de la historia así ha sido. Porque mientras los “cristianos “ de occidente hacíamos misiones en punta del este , Cancún o Pichilemu , miles de hermanos nuestros eran sacrificados , perseguidos y oprimidos en otros lugares del mundo por la misma fe que nos movía a nosotros .  Expertos dicen que nunca la iglesia de Cristo ha estado bajo tanta persecución como lo ha sido en estos siglos . ( en cantidad de muertos ) y esto, sin duda alguna, debe hacernos reflexionar respecto a cuánta (in)sensibilidad tenemos los cristianos respecto a nuestra integración como parte del cuerpo .

¿Podemos ser indiferentes frente al dolor de nuestros hermanos  perseguidos ? ¿Es necesario experimentar  en nuestro propio cuerpo las aflicciones para comprender el dolor de ellas ?, la respuesta es obvia,  Si, podemos ( no todos pero si muchos ). A lo menos 100 años de iglesia occidental así lo demuestran,   Pero esto no significa que esté bien y que debamos  conformarnos con esta depravación  de nuestros pensamientos o que podamos normalizar nuestra falta de  compromiso con el cuerpo de Cristo .

Hay cosas que deben cambiar , y creo que la complicación de nuestra realidad social y política actual nos llevará ineludiblemente a ese cambio . Porque por fin entenderemos lo que significa la segregación , la discriminación y la persecución ( aunque sea puramente ideológica o teórica y no física por ahora al menos ) . Esto debe hacernos  despertar y lo hará . Pero también horodará profundamente la iglesia institucional cristiana. Por cuanto separará entre aquellos que por la revelación del evangelio y sus doctrinas  no se someterán a las nuevas estructuras y paradigmas y  otros  que torciendo la escritura la acomodarán para satisfacer el avance de los nuevos tiempos .  Se mostrará verdaderamente lo que cada uno es y lo que cada uno  cree, el aventador entrará en acción para distinguir entre el trigo y la cizaña . No sé si  son señales antes del fin o si es solo una circunstancia más dada por Dios para capacitar a su pueblo, pero no tengo ninguna duda que será una excelente herramienta de despertar a su adormecido pueblo.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Semana Santa: ¿Porqué Murió Cristo?

Este es una editorial para el diario electrónico la Voz de Pucón (www.lavozdepucon.cl) en la que participé en su redacción y creo explica precisamente el sentido de lo que recordamos durante estos días.

Hoy la tradición religiosa recuerda la muerte de Cristo  en una Cruz. Y si bien nos parece extraordinariamente relevante este hito, tal como anunciamos en nuestra editorial del año pasado.  Parece necesario nuevamente explicar el sentido real de esta celebración. 

Lo primero que debemos aclarar es que Jesús no murió un viernes,  las profecías y palabras del propio Jesús señalan que estaría tres días y tres noches muerto, y existe certeza que la resurrección sucedió el domingo. No hay tres días y tres noches de viernes a domingo.

La biblia es clara enseñando que Jesús compartió la última cena un día Miércoles. Fue apresado esa misma noche (comienzo del día judío) y crucificado durante ese mismo día en la tarde (al término del día judío, recordemos que los días judíos son lunares, comienza cuando se esconde el sol). El día siguiente (jueves nuestro) era un día feriado de gran solemnidad judía por eso se debió apurar su entierro. Así estuvo tres días y tres noches muerto y el domingo resucitó.  Esta inmensa confusión respecto al día de muerte de Jesús existente actualmente nos demuestra la poca consciencia real que tiene nuestra sociedad respecto a los hechos vividos por Jesús de Nazareth hace dos mil años atrás. Y este fin de semana, para muchos, no es otra cosa que un tiempo de descanso o de relajo. Muy pocos se preguntan el sentido real de la muerte de Cristo. Queremos explicarlo en estas breves líneas. 

El sentido real de la muerte de Cristo eres tú. Si, tú, cualquiera que está leyendo estas líneas explica el sentido de la muerte de Cristo. Dios ha mostrado desde el principio de la creación que debido al pecado, todos los seres humanos están lejos de Dios, sin esperanza, muertos espiritualmente y en la sala de espera de un destino eterno de Juicio. 

El hombre no es una víctima en este mundo si no que es culpable frente a los edictos de un Dios Santo. El edicto decía “alma que pecare esa morirá” y con ello toda la humanidad quedó destituida de la Gloria de Dios (Romanos 3:23).  En este escenario la raza humana no tiene ninguna esperanza y sólo le resta esperar el término de su existencia para recibir ese castigo. Por esto Dios envió a Jesús a morir en la Cruz, la muerte más tortuosa, doloroso y cruel que existía en la época. Cuando Jesús estaba clavado en la Cruz, Dios imputó en Él el castigo tuyo, ese que te condenaba y al verlo molió el cuerpo de su hijo con su ira, de tal forma de abrir una puerta de esperanza frente a tu maldad. Un Dios justo y santo no puede aceptar a un pecador como tú, ese dilema se resuelve en la Cruz por cuanto tu pecado fue juzgado.  Así, cada persona que crea en el Evangelio puede ser rescatada de su estado de muerte espiritual y ser reconciliado con Dios y así ser librado del justo juicio que nos espera, ¿por qué? porque su deuda ya fue pagada en el cuerpo de Jesús. Pero no todos, sólo los que creen y se arrepienten.  

La muerte es un paso ineludible para cada hombre y al enfrentarlo no importarán nuestra posesiones, nuestras familias ni cuanto nos cuidamos, sólo importará si estamos revestidos en Cristo o no. Si estamos cubiertos de la persona de Cristo habrá salvación, sino  nada podrá librarnos de experimentar la santa justicia de Dios. Eso es lo que recordamos estos días. 

¡Por eso cree! 

El  contenido de esta editorial  fue elaborado en convenio con Proyecto Palingenesia (www.palingenesia.org) de Fundación Metanoia.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

El verdadero sentido de la Navidad

Nos enseñaron, o escuchamos muchísimas veces desde nuestra niñez hasta el día de hoy que el 24 de Diciembre era noche buena, y el 25 Navidad, se han escrito canciones, villancicos, se han inventado historias, personajes y películas en relación a esta tradicional fecha. Cabe preguntarnos que es lo que nos enseñaron a celebrar o por que nace esta tradición. Se dice que en esta fecha se produce el nacimiento de Cristo, el rey de los judíos, 3 personajes del oriente que nos han definido como magos los cuales en los textos originales indican que eran científicos, llevaron presentes al recién nacido oro, incienso y mirra. Lo cierto es, que no se ha podido indicar con exactitud el día del nacimiento de Cristo, en algún momento de la historia alguien inventó la fecha de nacimiento de Cristo y finalmente nos quedamos con eso y no nos hicimos ningún cuestionamiento acerca de la veracidad de esta información.
Al margen de lo anecdótico que nos pudiese parecer este dato, sin duda que algo extraordinario ocurrió, algo tan extraordinario que marco un antes y un después para toda la humanidad, tan importante que el calendario que hoy conocemos comenzó después de la encarnación de Cristo, la historia del mundo se divide en dos etapas A.C (antes de Cristo), y D.C. (después de Cristo), ¿Qué es lo que ocurrió? El Omnipotente, el todopoderoso, el creador, el hacedor de todas las cosas el único Dios verdadero, abandono su gloria, su majestuosidad, se despojo de todas sus riquezas, abandono la alabanza y adoración de sus ángeles que día y noche proclaman su santidad, para venir a habitar en el cuerpo de un hombre, y caminar entre los hombres, humillándose a ser siervo de los hombres, llegando hasta el punto de la muerte mas horrible que un hombre de su época podía experimentar, la crucifixión, con anterioridad lo llevaron ante las autoridades judías, lo golpearon le arrancaron la barba con un arma llamaba bofet, se lo llevan al gobernador romano Poncio Pilato, el lo encuentra inocente y tratando de calmar el animo de los judíos ordena que a Jesús le apliquen el flagelum taxilatum, dos soldados romanos azotan a Jesús con unos látigos, compuestos por tiras de cuero que en sus extremos tenían puntas de huesos de animales y bolas de acero con el único objetivo de ablandar y arrancar la piel, eran dos soldados por que uno se dedicaba a flagelar la parte superior del tórax y el otro la parte inferior, el objetivo era que la victima terminase con su cuerpo molido y con la piel hecha jirones.
Los judíos cambiaron la libertad de un delincuente como barrabas, por la crucifixión de Jesucristo, él tuvo que cargar el patibulum hasta el monte calvario, tarea que no pudo cumplir a causa del dolor, la deshidratación, el cansancio que significo tener que enfrentar todos esos castigos desde la noche anterior, los romanos le ordenan a simón de Cirene que cargue el patíbulo hasta el calvario.
Finalmente, Jesús antes de entregar su espíritu en la cruz, gime a gran voz ¡¡CONSUMADO ES!! No hay nada mas que hacer ya todo ha sido hecho.
¿Por qué el hijo de Dios tuvo que sufrir todo esto? Cuando Adán desobedeció a Dios en el huerto del edén, permitió que en el hombre entrase el pecado y un deseo constante de pecar, de desobedecer, un desprecio total por la autoridad, en el hombre ingreso la naturaleza pecaminosa, por lo cual la santidad de Dios demandaba que se hiciese justicia, y la única manera de que se hiciera justicia era que uno que fuera capaz de cumplir todas las altas demandas de justicia de Dios muriese y derramase su sangre, en favor de los pecadores, para que todo aquel que creyera en el que murió en la cruz y se arrepintiera de sus pecados pudiera recibir el perdón y la salvación de Dios.
Esto es lo que la encarnación de Cristo trajo a los hombres este el verdadero motivo de celebración.
En estos últimos dos meses hemos sido testigos y no solamente en estos últimos dos meses si no que a través de la historia de la humanidad como de manera natural el hombre muestra su naturaleza sin control, su desprecio a la autoridad, su odio, su resentimiento, el desprecio por el que piensa distinto, el desprecio por el que tiene mas o por el que tiene menos, al punto de justificar cualquier acto violento que apoye o afirme su manera de actuar y su manera de pensar.
Es en este escenario que la encarnación y muerte de Cristo en la Cruz se hace hoy tan importante como ayer. Ese ese el verdadero sentido de la Navidad

Por: Cesar Henriquez

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Integridad en tiempos de Netflix

Vivimos en épocas en donde nuestra ciudadania como cristianos está cada vez mas asediada, vivimos asediados por el mundo, por sus principios y también , tristemente por la falta de integridad y compromiso de nuestras propias comunidades. Como cristianos no hemos asumido con valentía que no pertenecemos a este mundo, que aunque estamos en él los códigos de conducta, pensamiento, decisión no pertenecen a este mundo. Y creo llegó el tiempo de reconocerlo, sólo un reconocimiento de esta triste realidad puede llevarnos a corregirla.  Tal como comenté en mi publicación anterior  ser Cristiano implica una responsabilidad para con Dios, nuestro compromiso no está con los hombres en ninguna área, nuestro compromiso íntegro es exclusivamente con Dios. Debemos honrar a nuestras mujeres por causa de Dios, debemos obedecer a las leyes (en aquello que no contravenga las órdenes de Dios) por causa de Dios, debemos pagar impuestos por causa de Dios , debemos trabajar con eficiencia y eficacia por causa de Dios. Y así. Toda nuestras vida la hacemos Coram Deo (frente a la retina de Dios). Teniendo esto presente quiero presentarles un pseudo dilema, Netflix, la mega compañía de contenidos online , quien ha manifestado abiertamente defender y aún más promover de forma activa principios anticristianos , antibíblicos   al punto de chantajear a Estados con quitar sus inversiones si no legislan en pro del aborto u otras leyes progresistas , ha lanzado un nuevo film en donde muestra a Jesucristo como homosexual.  No es el primero que lo hace y estoy seguro que no será el último, la blasfemia ha perseguido al cristianismo desde su fundación.  Dejemos algo claro: Las críticas , las blasfemias, las herejías humanas no aminoran ni un segundo el Señorio de Cristo. De hecho sólo evidencian aún más la veracidad del evangelio por cuanto Jesús mismo advirtió que esto sucedería.  No debemos “defender” a Jesús de estos ataques como si el Señor, amo y dueño del Universo careciera de las fuerzas para hacerlo.  Debemos hacerlo por coherencia, por consecuencia y principalmente “integridad” algo que escasea en el tiempo actual.   Integridad significa que exista una relación consecuente y lógica entre lo que creemos y lo que somos.  Por integridad es sensato preguntarse si está bien financiar con los recursos que recibimos como provisión de Dios proyectos, empresas e iniciativas que manifiestan una abierta oposición a sus principios como es Netflix.  No porque el evangelio esté en riesgo, sino porque no somos dueños del dinero que recibimos sino meros administradores o mayordomos.  Si la única razón para seguir haciéndolo es porque nos entretiene y nos hace perder el tiempo es sensato preguntarse qué cristianismo creyó usted. Porque el que está en la biblia es categórico en decir que ya no vivimos para nosotros, sino para aquel que murió en nuestro lugar. ¿Él lo pagaría?

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Las Feministas pierden su tiempo

Hace unas semanas recorriendo una ciudad distinta a la que vivo, acompañado con mi esposa nos detuvimos para comprar algo en un negocio, era un día de calor por lo que ella vestía una ropa más veraniega , nos estacionamos y me dice “bajate tu, no quiero que me miren”.  Afuera del negocio había un grupo de hombres tomando una bebida.  Lo hice sin cuestionamientos pero al hacerlo hice la reflexión obvia en medio de tanta contingencia que vivimos.  Porqué existe este nivel de inseguridad en nuestra sociedad respecto a las mujeres. Es cierto que no son comparables con países en donde  la violencia de género es aún mayor, sin embargo en el fondo la insecurización de la mujer en nuestro ámbito público es innegable. Con razones o no. Con cifras o no que lo respalden las  mujeres se sienten  vulnerables y vulneradas  en medio nuestro. Es inaceptable que se sientan inseguras en medio de la tarde, que teman ser abusadas en la soledad o que no puedan confiar en un hombre por el temor que pueda abusar de ella.  Esto es triste  para mi (estoy rodeado de mujeres).  Pero con lo terrible que resulta hay algo aún peor. Lo peor es el nivel  de desorientación que tienen  quienes luchan para erradicar esto, construyendo construcciones falaces, carentes de realidad teórica o práctica. El problema no es cultural, no es social, no es legal.   El problema radica en el corazón profundo del hombre, el sentido de autocomplascencia es tan poderoso que arrastra al hombre a moverse como un depredador , a desensibilizar toda la relación con la mujer, con indolencia como un latifundista en medio de su territorio. Sin considerar los consejos propios de Dios.  Este actuar bestial y animalesco no se resuelve con ningún proceso humano de adoctrinamiento,  porque es una manifestación visible de un problema invisible en el corazón de cada uno, su condición espiritual de muerto, de apartado de Dios consecuencia  toda la distorsión respecto a la relación con la mujer y su entorno.

La mujer y el hombre no son iguales, esto es una ofensa al carácter creativo de Dios. Ambos fueron dotados con atributos y características propias, diferentes y complementarias. Asumir que la mujer sea un hombre es literalmente denigrarla a ella y a quien le creó. Las feministas pierden el tiempo si creen que reconstruyendo la sociedad en sus códigos morales podrán resolver los problemas del instinto profundo del ser humano. Están desorientadas, lo que los hombres necesitan es conocer a Jesús y su evangelio. Sólo esa verdad puede generar ese cambio que tanto anhelan. Todo esfuerzo cultural es infértil . Porque a lo sumo serán capaces de esconder el problema, de invisibilizarlo y encerrarlo al ámbito privado y eso no resuelve nada sólo lo quita de la vista.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

El resultado es de Dios, la responsabilidad Nuestra

En los albores de la Edad Media  producto del auge de la iglesia institucional ( hoy conocida como iglesia católica Romana ) experimentamos un significativo auge de los monasterios, lugares donde hombres y mujeres se apartaron de la sociedad y se  entregaron  al estudio , reflexión, innovación, ciencias, letras , etc.  Esto, si bien decantó en un significativo desarrollo de instituciones tales como las universidades, hospitales  significaron un gran costo para la sociedad de la época , cuando los árabes iniciaron grandes campañas para conquistar territorios reconocidos como Cristianos , los principales y mejores hombres y mujeres  de las sociedades de la época estaban encerradas en estas instituciones y no disponibles para la defensa de la sociedad Cristiana oriental principalmente .  Los mejores hombres estaban encerrados y no defendieron con las habilidades que poseían la cosmovision de la gracia , de la responsabilidad personal y de la obra de misericordia de Dios en la Cruz , la luna y la estrella (símbolos del islam)  comenzaron a avanzar y a opacar la cruz en regiones en donde sus mejores hombres y mujeres  se encerraron creyendo que la fe se vivía lejos de la sociedad . Hoy vivimos un fenómeno parecido, el laicismo ha acorralado la fe a ámbitos privados , escondidos y subjetivos , escenario muy conveniente para aquellos que buscan destruirla y si bien todos entendemos que la fe es un don que Dios da , esta tiene irremediablemente una manifestación visible e impacta tu sociedad .

Los Cristianos debemos salir de los monasterios de las iglesias y defender los principios del evangelio de Cristo para nuestra sociedad. No esperando cambiar nada ( aunque lo hagamos)  sino con la fuerte motivación de que al hacerlo honramos la fe que nos ha sido dada, el resultado es de Dios, la responsabilidad nuestra.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

El Discípulo de Cristo

Estos días han sido ajetreados, además de mis responsabilidades laborales tradicionales, me ha tocado atender 2 reuniones de Iglesia, normalmente estoy vinculado con 3 congregaciones semanal o quincenalmente (Temuco, Valdivia y Pucón), contribuyendo al trabajo de predicación del evangelio en cada una de ellas, ha sido interesante que, a pesar de las distintas instancias de formación en que estamos en cada congregación, esta semana ha habido un común denominador en cada una de las enseñanzas; Lo que significa ser un discípulo de Cristo y sobre eso me gustaría comentar en esta publicación.

Producto de la superficialidad de nuestro tiempo hemos bajado el estándar de lo que significa ser Cristiano. Creamos la categoría de discípulo como una variante del Cristianismo, sólo reservado para los más aventureros y fanáticos, desconociendo el duro mensaje de Cristo respecto a que todos los llamados fueron llamados a ser sus discípulos. Desde la mirada de Jesús (que es la única que cuenta) nadie puede ser Cristiano sin asumir que es un seguidor o discípulo de Cristo. Seguirle a él significa vivir como él y lo más importante estar dispuesto a morir como él. El Cristianismo Bíblico deja al hombre sin opción, o es todo o nada, o reconoces tu condición de perdido sin Cristo y por consecuencia te entregas a seguir al Dios de tu salvación en todos sus mandatos o te revelas completamente y niegas la verdad de Dios para vivir conforme a tus principios y deleites y esperas el día de tu muerte con terror y temblor.

Seguir a Jesús implica renunciar al mundo y sus principios para subordinar toda tu vida a sus principios, cualquier idea que niegue esa realidad no es más que un autoengaño triste y absurdo que no conduce a nada distinto que la eterna separación de Dios y nada tiene que ver con el mensaje del evangelio de Jesucristo.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

¿Todos al Cielo?.

Vivimos en una época de la simplicidad, todas las cosas tienen que ser simples, rápida, instantáneas , algunos autores (como el RC. Sproul) decían (porque falleció hace muy poco )  que vivimos en la  era de la superficialidad , ya nadie profundiza, nadie analiza, el pensamiento superficial es el que predomina , esto es el cancer de nuestros época , de nuestros tiempos.

Todos hemos sabido y leídos sobre muertes , cercanas o lejanas, en prensa o en redes sociales, todas tienen un factor común. Todos los muertos son buenos y todos van al cielo (o a un infinito invisible de bienestar).

Ese solo pensamiento se sustenta en la mentira espiritual que las tinieblas instalaron en nuestras mentes. El curso normal de los hombres no es el cielo, no es el bienestar ni la felicidad.

Indistíntamente a la vida que hayas tenido si no estás justificado por la obra de Cristo , lo que le espera a todos los hombres es una condenación eterna de mucho dolor.

La mayoría de los que ya partieron no “descansan en paz”. Sino que experimentan un sufrimiento terrible e incomprensible para nosotros . Esto es tan cierto como que el sol sale cada mañana. .

Esta  es la razón por la cual el evangelio debe ser predicado

Por amor a los que quedamos..

Share and Enjoy !

0Shares
0


0

Saludos al Cosmos!

No, este no es un sitio esotérico , ni este es un saludo ambiguo,

“Cosmo” es la palabra Griega para Mundo, y es la forma que la Biblia para referirse al sistema del mundo, sus códigos, su cultura y sus pensamientos .

Los saludo porque lo que pretendo hacer en este blog es hablar de eso , soy Cristiano, como dice una de mis descripciones por ahí “Simplemente un ofensor depravado de la justicia de Dios alcanzado y limpiado por la gracia de Cristo”

Creo que la frase anterior me describe íntegramente. Lo demás son nimiedades; Soy Periodista, Empresario,Padre, Esposo y un largo etc.. y además (y para mi lo más importante) alguien que Dios llamó a predicar el evangelio.

En este espacio hablaré desde esa plataforma siempre. Analizaremos la contingencia, la tecnología y por supuesto! el evangelio!. Todos sus comentarios son permitidos ¡mientras se digan con respeto!

Share and Enjoy !

0Shares
0 0